Somos piedras vivas

     El día comenzó con espíritu de excursión. En esta jornada visitamos lugares singulares de la provincia de Segovia. Pasamos el día en dos pueblos catalogados bonitos, con historia y que conserva en sus calles y piedras el sentimiento de la tradición y la antigüedad: Maderuelo y Ayllón.


     Maderuelo se encuentra en uno de las hoces del río Riaza, que se encuentra embalsado con la presa de Linares. En este enclave hay una "playa de interior" que nos deja una zona perfecta para el baño. La cantidad de agua embalsada se ve mermada, de tal forma que se divisa el puente medieval que se encuentra en el fondo del embalse. Los alrededores son agradables entre álamos. En este paraje pasamos la mañana hasta la siesta.


     Por la tarde viajamos a una población muy cercana como es Ayllón. Una población amurallada con recuerdos de la Edad Media. Aquí el calor acucia. En las noticias anuncian la ola de calor y buscamos los soportales de la plaza Mayor para refugiarnos.


     Al regresar al campamento casi todos pasamos por la piscina para quitarnos el calor, y después por la ducha.
     A la noche, cuando el sol se pone, disfrutamos de un cine de verano al aire libre. Hoy hemos visto La Bella y la Bestia, la versión cinematográfica, no la de dibujos animados. Y a descansar!! Quedan pocos días de campamento, pero los más intensos.

Entradas populares de este blog

Montando el Campamento San Gabriel 2017

El cuidado de la "casa común"