Descubrimos nuestro tesoro interior

     Estamos cada vez más cerca del final. En el día de hoy terminamos de preparar el maravilloso fin de semana que culmina con la Gran Velada del sábado y la eucaristía del domingo. Este día está destinado a encontrar nuestro "tesoro interior" así que cada uno va a portar un papelito en el que recibirá cualidades positivas por parte de sus compañeros acampados y monitores. Toda una experiencia de darse cuenta de lo bueno que tenemos.


     Como todos los días que pasamos en el campamento, hemos estado con las actividades de la mañana, donde se realiza el noticiero:


     Hoy buscamos talentos artísticos. Así que la mañana la hemos pasado aprendiendo bailes diversos. Hemos pasado momentos muy entretenidos. Aunque a alguno le da vergüenza que le vean bailando. Lo importante es divertirse, no es necesario hacerlo bien, aunque hay algunos que lo hacen muy bien.


     Por la tarde hemos buscado esos talentos. Grupos de bailes e individuales, han luchado por tener un hueco en la Gran Velada del sábado. Muchos son los candidatos y sólo tres los que podrán actuar en la velada. Los jueces-monitores lo han tenido muy difícil, pues la ilusión con la que lo hacen es muy grande. Pero hay que elegir a tres. No tienen que ser los mejores, pero sí los que han tenido un buen día y han gustado a los jueces-monitores.


     Por la noche, creyendo que se iba a aprender a bailar sevillanas, dio comienzo la tradicional "noche de miedo". Actividad deseada por muchos y temida por otros. Es un momento de juego y pruebas en la oscuridad de la noche, con los personajes disfrazados terroríficamente, los monitores.

     A la hora de ir a la tienda las risas y los comentarios de lo que ha dado y no ha dado susto es lo que les lleva a tardar en coger el sueño.


Entradas populares de este blog

Montando el Campamento San Gabriel 2017

El cuidado de la "casa común"